Diario

Lo que no te puedo contar en 15 segundos. Mi granito de arena contra la prisa del mundo actual. Textos para leer con calma.

“FRENA”

Adrián Solla (mi pianista, arreglista y, sin embargo, amigo) compartió su sabiduría con nosotros los mortales hace unos días en sus stories de instagram. Solo texto, sobre el fondo ese de degradado naranja a rosa que nos pone el instagram. No voy a mentir… de entrada pensé “¿solo texto?”, pero también siento que era parte de su mensaje:

“Hoy en día no se escuchan discos. Muy poca gente lo hace. Se escuchan singles porque se nos ha entrenado para lo rápido, sencillo. Stories de 15 segundos. Vídeos de 59 segundos. Canciones de no más de 3 minutos. No vaya a ser que nos quite tiempo para ver series de no más de 50 minutos.”

Tiene razón. Toda la razón. Se ha perdido para mucha gente el “qué” y el “cómo” y se ha sustituido por el “cuánto”. Cuánto dura, cuánta gente le dio like antes que tú, cuántas visualizaciones… “Bueno, el mundo es así ahora. No lo puedes cambiar”, pensé.

¿De verdad no lo puedo cambiar? ¿O será que el camino es mucho más trabajoso? ¿Y si no cambio el mundo pero puedo cambiar mi mundo? Me gusta pensar que la gente que me sigue valora lo que hago más allá de los números, las prisas y el estrés en el que todos parecemos vivir actualmente. Recuerdo cuando me mudé a Londres con la idea clara de cantar en la calle. Seguí mi instinto y no me equivoqué. La satisfacción de vivir de lo que me gusta “fuera del sistema” era maravillosa. También era reconfortante el hecho de ver gente (y empezar a reconocer caras) que escuchaban mi voz de camino a casa o al trabajo y algo les decía “FRENA, dedícate unos minutos y disfruta”. Ese creo que fue el mensaje que recibí el otro día con los stories de Adrián. Y eso me llevó a querer compartir mucho más con la gente que le gusta mi trabajo.

Esa gente que no tiene suficiente con lo que les cuento en 15 segundos en un story. Esa gente que, por decisión del algoritmo de la red social que sea, no reciben regularmente lo que publico y no se enteran de muchas de las cosas que comparto. A toda esa gente le quiero dedicar esta nueva aventura. No sé con qué regularidad podré publicar (no estoy empezando esto para añadirme otra alarma al teléfono y poner otro elemento en el calendario). Lo que sí os prometo es que, cada vez que entréis a leer esto, será como sentarse en un sofá a charlar conmigo. Sin prisas. Tampoco sé cada cuánto responderé a los comentarios pero me prometo que no será nunca con un copia y pega ni con un emoticono.

¿Te apetece frenar un poco?

¿Te apetece acompañarme?

Y ahora, si sigues aquí, cuéntame en los comentarios de qué te gustaría que hablase en próximas publicaciones.

Besos.

Enrique Ramil

Otras publicaciones

MONICA MOSS

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Etiam ultricies vestibulum massa, in gravida sapien tincidunt a.

Verónica Ferreiro

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Etiam ultricies vestibulum massa, in gravida sapien tincidunt a.

Mónica Naranjo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Etiam ultricies vestibulum massa, in gravida sapien tincidunt a.

Prueba 1

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In enim mi, tempus et sollicitudin ut, congue et

Deja una respuesta